Productos Residenciales

 

Ahorro energético: electricidad, gas, agua, etc. El ahorro energético en todos sus aspectos es necesario para construir o acondicionar, con energías alternas, una casa sana tanto para sus moradores como para el entorno. Ahorrar no significa pasar necesidad o estrechez, sino hacer un uso racional y no derrochar innecesariamente por haber desarrollado hábitos y costumbres inadecuados a la situación.


La energía como elemento determinante de la casa ecológica

La energía solar es una energía de gran calidad, desde el punto de vista energético, cuyo impacto ecológico es bastante pequeño, además resulta inagotable a escala humana.. La energía solar, para una casa habitación, se puede aprovechar o captar por dos vías diferentes: vía térmica (aprovechamiento del calor) mediante calentadores solares de alta eficiencia y vía fotónica (es la forma directa de captación de energía) mediante celdas fotovoltaicas o aerogeneradores para depender menos de la que recibimos de la red de CFE y al mismo tiempo cambiar a tarifas más económicas, mucho más económicas.

  • Captación térmica de la energía solar. En este caso, la energía solar es interceptada por una superficie colectora del calor del sol que se utiliza para elevar la temperatura del agua que a su vez se almacena en un termotanque para todos los usos, y como consecuencia de su aprovechamiento, ahorramos energía proveniente del gas LP, del gas natural o de la electricidad por efecto térmico.

  • Captación fotónica de la energía solar. En este caso, la radiación solar se recoge directamente, convirtiendo la propia energía de los fotones en energía fotovoltaica (conversión de luz en electricidad).


  • Cada casa-habitación es diferente, y para calcular la solución más eficiente y económica se requiere de información básica

    a) ¿Cuántos litros de gas utiliza mensualmente?

    b) ¿Cuántos KWh mensuales o bimestrales consume en promedio? ¿Cuánto paga de energía eléctrica a CFE?